UTILIZAR CASCO: SÍ… PERO, ¿POR QUÉ?

Siempre es importante preguntarse para qué sirve el material que utilizamos. En el caso del casco, las respuestas suelen ser variadas…

 

ESCALADA

Un poco de historia

©PETZL - DR - Marc Galy - Louis Audouber

Históricamente, los cascos para escalada y alpinismo se fabricaban para proteger de la caída de piedras. En los itinerarios con líneas poco marcadas, la roca era mucho más frágil. Estos recorridos estaban entonces expuestos a los riesgos de caída de piedras y los alpinistas rápidamente buscaron protegerse la cabeza. En el inicio, se trataba de simples gorros, después, se transformaron en carcasas redondas, los primeros cascos se llevaban puestos sobre todo para proteger la parte superior de la cabeza.

Y actualmente, ¿cuáles son las razones que nos animan a llevar el casco?

©PETZL

A esta pregunta, muchos todavía responden: "Para protegerse la cabeza de caídas de piedras". Y algunos añaden: “Para proteger la cabeza de los choques contra la roca durante una caída”.
La escalada deportiva ha tenido mucho que ver en esta evolución. Con los avances de la práctica y el aumento del nivel de rendimiento de los escaladores, la caída en escalada se ha trivializado, aumentando también el riesgo de golpearse la cabeza contra la roca en caso de una mala caída (por ejemplo, durante un volteo relacionado con una cuerda pasada por detrás de la pierna o volteo en caídas escalando fisuras…). Paralelamente, los escaladores y alpinistas evolucionan hacia itinerarios muy frecuentados, con roca de mejor calidad, limpia y, por tanto, menos expuestos a las caídas de piedras. La protección de la cabeza contra los choques en la roca adquiere por lo tanto, todo su significado.

Podemos extender esta reflexión a otras actividades en terrenos verticales. Algunos ejemplos de impactos en la cabeza nos vienen a la mente: en descenso de barrancos, el resbalón hacia atrás con la cabeza que golpea el suelo; en espeleología, la cabeza se golpea en un estrechamiento; en esquí de montaña, un resbalón con los esquís con la cabeza que se golpea contra un árbol o una roca… En todas estas situaciones, se requiere una buena protección de la cabeza contra los impactos frontales, laterales y posteriores. Así pues, llevar un casco no es sólo protegerse la cabeza de la caída de piedras, sino también protegerse de los impactos contra la roca o el suelo.

Más allá de las exigencias de la norma con los cascos Petzl

©PETZL

Siempre atentos por seguir la evolución de las actividades, Petzl ha querido garantizar para sus cascos un nivel superior de protección frontal, lateral y posterior para ofrecer mayor protección contra los impactos en la cabeza. Es el sello TOP AND SIDE PROTECTION.
Cuando un casco está acreditado con el sello TOP AND SIDE PROTECTION, significa que responde a la vez tanto a las exigencias de los ensayos de la norma EN 12492 como también al nuevo protocolo de ensayos llevados a cabo por Petzl. Las exigencias de los ensayos y características de la norma EN 12492 garantizan una protección principalmente cimera, centrada en la protección contra la caída de piedras. El protocolo Petzl extiende los ensayos a todo el contorno de la cabeza.

Con el sello TOP AND SIDE PROTECTION, los cascos Petzl ofrecen a la vez una protección contra los impactos en la parte superior así como frontal, lateral y posterior.

Entonces, ¿por qué llevas puesto el casco? ¡Saber responder a esta pregunta, es poder escoger llevar, o no, el casco adecuado a la actividad y al entorno!

 

Fuente: petzl.com