Actualizada el:
Haz del CAM tu página de inicio
Añadir a favoritos
Envianos un correo
INFORME ACONCAGUA 2010 - 2011

DÍA 30 DICIEMBRE DE PENITENTES A CONFLUENCIA:

Después de regresar con éxito de la región de Atacama en Chile, adonde logramos ascender los volcanes Laguna Verde de 5830 y el Ojos del Salado de 6895. Continuamos con la participación de Nancy, Pepe y Salvador, se agregó al equipo Gustavo e iniciamos nuestra aventura ahora con el techo del continente americano, la cumbre del Aconcagua de 6962 msnm.

Salimos de la ciudad de Mendoza hacia Penitentes, y de allí hacia Horcones que es la entrada al parque provincial Aconcagua, el traslado lo hicimos a bordo del transfer que nos asignó Grajales nuestro operador, quien nos acercó a la entrada del parque para realizar el registro, animadamente comenzamos la caminata, esta fue muy amena, hicimos unas tres horas de ahí a Confluencia, donde Paola nos recibió amablemente, nos preparó una muy buena cena.


DÍA 31 PLAZA FRANCIA Y CENA DE FIN DE AÑO

Después de un rico desayuno nos dirigimos a Plaza Francia, en la base de la pared sur, hicimos algunas fotos y nos encontramos con Guillermo un argentino que conocimos un día antes durante el acercamiento a Confluencia. Regresamos y compartimos una sabrosa cena con buenas amigas que tuvimos el gusto de conocer ahí en Confluencia, nosotros brindamos von tequila y ellas con vino espumoso.




01 DE ENERO ACERCAMIENTO PLAZA DE MULAS

Nos alistamos para salir, y después de una larga caminata donde apreciamos las curiosas formaciones de la cordillera, con sus diferentes estratos y sedimentos, fue un día ventoso lo que nos permitió ir a un buen paso e hizo muy tolerable lo cálido que suele ser ese acercamiento, ya para llegar comenzó una ligera nevada, pensamos que llegaríamos mojados pero ceso muy pronto, Plaza de Mulas es un campamento muy concurrido y los espacios para montar las tiendas están muy peleados, buscamos sitios para nuestras tiendas y nos fuimos a nuestra carpa comedor donde nos sirvieron una muy buena cena.


02 DE ENERO ACLIMATACION EN PLAZA DE MULAS

Gustavo decide cambiar de lugar su tienda, después de encontrar un lugar recién abandonado, por la tarde fuimos al servicio médico para la revisión rutinaria. En esta revisión todos tuvimos una buena saturación de oxígeno, y en general el diagnóstico fue bueno, nos invitaron a realizarnos un estudio que consistía en un electrocardiograma, Nancy y Pepe, salieron muy bien, pero a Salvador le encuentran cambios que ameritan estudios, Pepe le dice que en México lo canalizara para el efecto, esto no impide el desarrollo de la expedición.
Ese día lo aprovechamos para dar tiempo al organismo de continuar con nuestra adaptación a las condiciones de la altura, temperatura y baja presión. Caminamos hacia el hotel refugio de Plaza de mulas donde nos comimos una piza, buscamos las banderas de expediciones anteriores, y contentos reconocimos estos con nuestras firmas y anotaciones anteriores, de ahí nos dirigimos en dirección al cerro Cuerno donde exploramos un poco, y de ahí regresamos al campo base



03 DE ENERO BONETE

Durante nuestra estancia conocimos a excelentes personas, entre ellos a un equipo español quienes venían de realizar algunos ascensos en la región del Cordón del Plata, con Pepe Tárraga compartimos más tiempo y ascendimos juntos el Bonete, el ascenso fue fluido y sin contratiempo, nos encontramos en el camino con dos alemanes y el equipo conformado por un argentino y Diego Montaño, de Cuernavaca, amigo del CAM. Hicimos equipo con Diego ya que el amigo argentino descendió al sentirse mal, logramos cumbre pasado medio día, tomamos algunas fotos y después llegaron los alemanes, el descenso fue rápido, Gustavo se adelantó a paso veloz, continuamos el descenso, sin contratiempo. El compartir con los nuevos amigos este ascenso fue muy agradable, e hicimos buenos lazos de amistad.



04 DE ENERO PORTEO A PLAZA CANADA

Con la idea de repartir el peso del equipo que subiríamos al primer campamento de altura pero sobre todo para continuar con nuestro proceso de aclimatación ascendimos a Plaza Canadá ubicado a 4900 msnm. Subimos bien y sin contratiempo, siempre con muy buen estado de ánimo, llegamos a buscar los espacios para montar las tiendas al día siguiente, regresamos sin novedad y con apetito, sabíamos que nos esperaba una deliciosa cena.


05 DE ENERO ASCENSO A PLAZA CANADA

Después de preparar el resto del equipo, y saborear un rico desayuno, tomamos nuestro box lunch, pero despreciamos nuestros sándwiches, pues nos parecían muy secos, ascendimos a buen paso, llegamos a Plaza Canadá y montamos nuestras tiendas.



06 DE ENERO ACLIMATACION

Preguntamos por el pronóstico del tiempo, y decidimos hacer un día más en Canadá pues las condiciones no eran las mejores para seguir subiendo, el problema era la falta de agua, pues llevábamos poco combustible para fundir nieve, nos regalaron algo de agua y encontramos agua de deshielo cerca del campamento.


07 DE ENERO PORTEO A NIDO DE CONDORES

Porteamos la mitad del equipo y un poco de comida hasta Nido de Cóndores segundo campamento de altura, a 5300 msnm. Donde sentimos los efectos de la altura, todos de alguna manera nos comportamos algo irascibles, por ejemplo, El Gus se molestó por el sitio elegido para las tiendas, Salvador lo confronto algo agresivo, Pepe comenta que tenía hambre y Nancy comenta que todos, Pepe se siente agraviado por el comentario y contesta de forma altanera, por supuesto a Nancy le causa sentimiento, todo esto debido al efecto de la altura, la verdad que fue muy gracioso al darnos cuenta de lo intolerante que podemos comportarnos en la atura, nos reímos de todo esto una vez que estuvimos en Plaza Canadá.



08 DE ENERO ASCENSO A NIDO DE CONDORES

Nos tomó unas 3 horas el subir con el equipo a Nido de Cóndores, montamos las tiendas, y nos preparamos para la nevada que se aproximaba, nos dio tiempo suficiente para preparar la cena y acondicionar el campamento lo más confortable posible pues sabíamos que pasaríamos varios días ahí ya que el pronóstico era de mal tiempo.


09 DE ENERO ACLIMATACIÓN Y BUSQUEDA DE AGUA

Por la mañana Pepe y Salvador fuimos en busca de una laguna para conseguir agua, nos preocupaba el tema de la falta de combustible y alimentos, pero con tan buena suerte que nos obsequió comida y tanques de gas un suizo quien decide descender sin poder hacer cumbre, después de haber esperado varios días que mejorara el tiempo, encontramos la lagunita, a la que rompimos la capa de hielo, estábamos muy contentos de encontrarla, sin sospechar las consecuencias que el consumo de esta nos acarrearía. Fuimos a consultar con los policías de rescate el pronóstico del tiempo, encontré a Gonzalo un buen amigo quien con otros de sus compañeros policías regresaban de la cumbre.


10 DE ENERO DÍA DE ESPERA

Como el tiempo seguía mal nos quedamos en las tiendas, el día anterior llegaron Diego y sus compañeros Argentinos quienes venían a un ritmo más lento, pues su proceso de aclimatación así lo requería, compartimos con ellos unos mates que nos invitaron, y los acompañamos a la laguna, para este momento aún no sabíamos que el agua de dicha laguna afectaría nuestra salud con un "chorro” de problemas jejeje… que todos sufrimos.


11 DE ENERO ASCENSO A BERLIN

La ventaja de contar entre los miembros de la expedición con especialistas médicos es muy buena, pues para estos casos de indisposición intestinal, su experiencia fue vital para mejorar rápidamente, y aquí destaco también que la revisión de la salud del equipo siempre fue velada por Nancy (quien en Atacama reforzó mi conocimiento para a la toma de presión arterial) y Pepe. Conseguimos un porteador para subir parte del equipo, y ascendimos a Berlín obviando el porteo ahorrando un día de subida, y la carga al regreso a Nido, así aprovechamos una ventana de buen tiempo; Nancy y Pepe se quedaron en su tienda, Gus y Salvador compartieron el refugio con Diego y el “Che” Marcelo el argentino, este último seguía sin aclimatar bien al igual que dos Mendocinos uno de ellos era diabético, Pepe los reviso y recomendó su descenso. Había una expedición japonesa que llevaba muchos días en la montaña, estaban grabando un documental, de todos los participantes solo el camarógrafo logro ascender a cumbre, y amablemente nos cedieron alimentos.


12 DE ENERO ASCENSO A CUMBRE

Nos levantamos muy temprano para salir a las 6 de la mañana, Pepe nos valoró medicamente, checando como lo estuvo haciendo en el transcurso de la expedición, monitoreando la saturación de oxígeno y estado clínico en general. Nos despedimos de Marcelo y los Mendocinos, Diego se une de nuevo como lo hizo en el Bonete a nuestra expedición, durante el ascenso tuvimos vistas espectaculares, captamos en fotos hermosos paisajes como la sombra que refleja hacia el poniente el Aconcagua en las primeras horas del día, durante un tiempo fuimos ascendiendo solos, hasta llegar al cruce del Cólera, que coincidimos con diversos equipos. En Independencia junto con diversos equipos paramos un rato a descansar, esperamos a Gus quien venía un poco más atrás, nos llamó la atención que se despojó de su mochila y chamarra, sin embargo continuo a buen paso y se adelantó hasta la entrada del portezuelos de los vientos, donde estaba resguardado del viento frio, le comente que sin chamarra no podía seguir, nos pregunta que si traemos una que le prestemos, Pepe amablemente le facilito una, a partir de este punto iba ascendiendo más lento, paramos un momento en la cueva que es la entrada a la canaleta, nos hidratamos y continuamos el ascenso. El buen Gus siguió en la retaguardia, todo el tiempo a la vista del equipo, seguimos ascendiendo y ya cerca de la cumbre había una separación considerable entre Gus y el resto del equipo, notando que se separaba del sendero. En un momento lo vimos sentado y al gritarle él nos hacía señas de que nos siguiéramos, un equipo europeo que descendía se topó con él y le recomendó descender, asistiéndolo para esto, Pepe, iba de avanzado y logra la cumbre 20 minutos antes, animándonos a subir desde arriba, cansados pero con muy buen ánimo y condición alcanzamos cumbre, una frase célebre de Diego tirado de espaldas en la cumbre fue “Mama lo que más deseo en estos momentos son unos tacos dorados” abrazos y felicitaciones, fotos, con vistas impresionantes que nos obsequiaba esta montaña, aprovechamos el buen tiempo y estuvimos en la cumbre más de30 minutos. Nuestro arribo fue a las 15:00 horas. Regresamos a Berlín donde pasamos una noche tranquila.




13 DE ENERO DESCENSO A PLAZA DE MULAS

Temprano, bueno ni tan temprano nos levantamos, haciendo oídos sordos a los llamados que nos hacían los Pepos desde la tienda, llego nuestro porteador patrocinado por la muy generosa Nancy, esto nos ayudó a descender relativamente ligeros, claro después de nuestro desayuno. Paramos en Nido de Cóndores y en Canadá para recoger equipo, basura y excretas que habíamos dejado a resguardo (escondidos entre las rocas). Llegamos a Plaza de mulas sin contratiempo, donde fuimos recibidos calurosamente por nuestro staff del campo base. Festejamos con vino tinto, que compartimos con compas islandeses y daneses. La cena fue reparadora, y no tuvimos que montar tiendas pues nos quedamos en una carpa comedor.


14 DE ENERO DESCENSO A PENITENTES /TRASLADO A MENDOZA

Después de un desayuno reparador, y recibir un buen box lunch (ahora si el sándwich estaba muy bueno) nos despedimos y comenzamos el descenso en dirección a Penitentes, hicimos una escala en Confluencia atendiendo la amable invitación de Paola la encargada de ese campamento. Durante el trayecto encontramos un brasileño de ascendencia japonesa quien venía muy cargado, Salvador le ayudo con parte de su equipo acompañándolo hasta la salida del parque donde lo esperaba su transportista, quien le reclamaba la tardanza, cuestión que nos molestó sobre manera y le reclamamos su actitud haciéndole notar que su trabajo era el de esperarlo y atenderlo de manera cortes. Llegamos a Penitentes y tuvimos que esperar a que llegaran las mulas con nuestras cargas, salimos hacia Mendoza ya tarde, pasamos a cenar a Uspallata y llegamos a Mendoza cerca de la una de la mañana.


15 DE ENERO MENDOZA

Dicen que el espejo no miente, ahí nos percatamos de la considerable pérdida de peso. Ya limpios y alineados, notamos el aroma de nuestra ropa de expedición no era del todo agradable así que la llevamos a lavar. Aunque dimos por finalizada la expedición, compartimos los días siguientes intentando recuperar algo del peso perdido, no sé si lo logramos pero eso sí, comimos intensamente.



Elaborado por

José Cruz Martínez Soto “PEPO”

Nancy Espinoza Espinal “PEPITA”

Salvador Delgadillo Macías “CHAVO”

Volver a Noticias


Club Alpino Mexicano A.C.
Coahuila No.40 esq. Córdoba
Colonia Roma, México, D.F.
Tels.: 5574-9683  5564-4357, Fax: 5574-9683
E-mail:
aguayo@clubalpinomexicano.com.mx